ALICIA G. GARCÍA

28/09/2014 18:33

 

Y POR FIN, EL SILENCIO

Si eres una mujer luchadora te sentiras indentificada. Si eres un hombre, también.

 

Acceso a la novela en Amazon

Pincha aquí y empieza a leer

 

Aquí estoy de nuevo, dispuesto a dejar mi opinión respecto de una nueva novela que he tenido la oportunidad de leer, y de una escritora independiente que se está abriendo camino en el panorama literario en castellano. El género, novela negra o policiaca, siempre ha sido uno de mis preferidos, y dada la habitualidad con la que lo he frecuentado, espero ser apto para realizar esta reseña y no defraudar a quienes decidan acercarse a la nueva propuesta.

 

LA NOVELA

Comenzaré señalando que estamos ante una obra suficientemente contrastada, una novela que desde el de inicio se situó ya en el Top 100 de ventas de Amazon, y que ha llegado hasta el número 1 de su categoría. La protagonista es la inspectora Elisa Antuña, en mi opinión el plato principal de esta novela. Se trata de un personaje con una personalidad  fuerte, muy bien definida por la autora, y que en sí misma hace de esta obra algo especial, que deja su huella en la retina de nuestra memoria. Además, tragedia, amor, desamor, crimen, justicia, y las necesarias dosis de suspense, son todos ellos ingredientes hábilmente utilizados por la escritora, en una novela de lectura tan intensa como ágil, tan recomendable como dura.

 

Advierto lo de dura para que los incondicionales de los seriales rosas no esperen encontrar aquí algo del estilo. Diréis con acierto que todas las novelas del género policiaco acostumbran a gastar esta característica, y no es este un aspecto que a los asiduos nos arredre a la hora de avanzar en la trama, más bien al contrario, pero sí debo señalar que las primeras páginas de la novela se acerca incluso más al género dramático.

 

Si os atrevéis, convendréis finalmente conmigo en que la decisión de continuar valió de largo la pena. Un misterioso y macabro caso por resolver, pasados inconfesables que extienden su influencia hasta el presente, y que condicionan un futuro cierto e incierto al mismo tiempo;  amistad, amor, tramas y subtramas que confluyen en un final a la altura. Me suele gustar recordar que en esta sección dedicada a los escritores y las escritoras independientes, no reseño todo lo que leo, que es mucho, sino solo algunas de las novelas que a mí más me han gustado, con toda la carga de subjetividad que ello conlleva. Dicho esto, os animo a adentraros en esta interesante novela y sacar vuestras propias conclusiones.

 

LA AUTORA

Comenzaré por lo de siempre, dejando la originalidad para más tarde, y señalando que Alicia González García nació en Gijón en el año 1972. Casi siempre me ocurre, aún sin buscarlo, que la escritora o la obra que reseño se definen por algún aspecto con el que me identifico. Dicho esto, resulta conocida para quienes se hayan acercado alguna vez esta web socio-literaria, mi condición de militante y responsable en el Sindicato ELA. Es por tanto obligado para mí identificarme y remarcar el fuerte perfil social de esta escritora asturiana. Desde joven se involucró en proyectos de carácter social, dirigidos a menores en riesgo de exclusión social, primero como voluntaria y luego como profesional. Tirando de este hilo en la preparación de esta reseña, me encontré con una entrevista realizada el pasado 25 de julio y publicada en el Diario El Longino de Iquique, con dos preguntas y sus respectivas respuestas que quiero compartir aquí, porque creo dicen más de la persona que cualquier otro dato que os pudiera facilitar:

PREGUNTA

Si fueras un personaje de ficción, ¿Cuál serías?

RESPUESTA

Un día me preguntó mi hija mayor por el nombre de mi Princesa de dibujos favorita, y le dije que cualquiera que fuese peleona (risas). Seguro sería una protagonista torpe, despistada, propensa a los accidentes, pero cabezota y resulta, que no espera a un Príncipe para que le solucione la vida.

PREGUNTA

¿Qué te asombra de la vida?

RESPUESTA

Para bien; la capacidad de solidaridad de algunas personas. Para mal; lo contrario, la falta de empatía, la incapacidad de muchos para ponerse en el lugar del otro, calzar sus zapatos, y comprender sus acciones.

 

DEL PRESENTE HACIA EL FUTURO, REPARAMOS EN SU PASADO LITERARIO

El futuro de esta escritora se anuncia prometedor vista la acogida de la novela aquí reseñada, y los distintos proyectos que ahora tiene entre manos. Debo ahora hacer mención a su anterior y primera publicación "Buenos Días", una novela también cruda y basada en hechos reales, que no dejó indiferente a quien se aventuró en ella. Con esta primera obra, nuestra escritora invitada ganó el Certamen de Novela Corta Princesa Galiana. También, toda una invitación.

Para llegar a este punto fue importante para ella su paso, allá por el año 2007, por el taller literario El Desván de la Memoria, dirigido por Ramón Alcaraz. Tres años más tarde veía como uno de sus relatos era seleccionado para formar parte del libro Atmósferas, publicado por Escritores en Red. De ahí a su salto a la publicación en el mercado digital, contamos años de dedicación compartida, de ilusión, y de satisfacción por un trabajo bien hecho y una evolución constante.

 

PROYECTOS INMINENTES Y OTROS EN CIERNES

De la oscuridad a la luz, de la noche al día, del mundo de los adultos al mundo infantil, ese será el drástico y valiente salto que Alicia G. García dará en su nueva andadura, para goce y disfrute de las personitas más pequeñas, y de las que no lo son tanto. Como comenta la propia autora, se trata de una propuesta para niños de 6 a 106 años, con ingredientes más que suficientes para gustar a cualquiera que disfrute de la buena lectura. Un proyecto en el que nuestra protagonista de sección, y un dedicado equipo de editores e ilustradores, han puesto toda su ilusión y su saber hacer, y que verá la luz en las próximas semanas. 

Bernarda, la dragona, que ya se publicó en Chile hace tres meses, lo será aquí ahora,  al otro lado del Atlántico, de la mano de Mn editorial, con algunas adaptaciones gramaticales y de vocabulario, con nuevas ilustraciones, y con divertidos pasatiempos infantiles como colofón. Pero por si esto fuera poco, nuestros más pequeños tendrán alguna sorpresa añadida de la que nuestra protagonista dará buena cuenta en breve. Os dejo con la curiosidad en danza.

Pero que ninguno de los incondicionales del género se sienta desatendido, porque esta mujer saca tiempo de donde no lo hay, y ya está trabajando en su próxima novela negra que verá la luz en el primer trimestre de 2015. Sin nada más que añadir, esta ha sido mi humilde aportación que espero sea de vuestro interés. Un abrazo literario y solidario a todos y todas.