JOSÉ VICENTE ALFARO

02/06/2014 21:22

 

LA ESPERANZA DEL TIBET

"Magia, mística y equilibrio para hallar sosiego en el conflicto"

 

ENLACE DE COMPRA

Pincha aquí y comienza a leerlo

 

Han pasado ya varios meses desde que publiqué la última reseña literaria en esta sección, en parte por la dedicación diaria que la escritura de mi próxima novela requiere y merece. Como lector, rara es la vez en la que no le encuentro algún aspecto positivo a un relato o novela, y precisamente por ello desde un principio me propuse reseñar tan solo aquellas obras que, más allá de gustarme, me dejarán algún poso especial, diferente. Seis lecturas después de mi última reseña, el nuevo tulku literario ha sido hallado.

"La Esperanza del Tibet" de José Vicente Alfaro no ha sido en consecuencia una novela más, y esto es lo que trataré de explicar a quienes buscáis referencias independientes. Son las obras quienes mejor hablan de sus autores, así que me limitaré a deciros que este escritor nacido en Huelva hace 37 años acabó por entender que escribir era mucho más que una opción. Recuperado para la causa, sus lectores y lectoras podemos al fin disfrutar de su tardía condena.

 

TANTAS RAZONES COMO LECTORAS Y LECTORES

La independencia y la objetividad, dentro de lo humanamente posible, es lo que todas y todos buscamos en las reseñas literarias, y precisamente por ello trato de ser siempre lo más sincero posible conmigo mismo en esta tarea “crítica”. A este respecto debo decir que José Vicente Alfaro ya me tenía en parte ganado desde el momento en que leí el título de la obra que aquí nos ocupa. Me declaro culpable.

En efecto, reconozco la seducción que sobre mi ejercen la historia, la tradición y la cultura china, la asiática en general, y la tibetana en particular. También suelo colarme esporádicamente en internet para conocer algún término nuevo del idioma chino en su versión occidentalizada. Y practico en una escuela dos días por semana junto a mi hija mayor las diferentes variantes de las artes marciales chinas. Con este historial, queda en evidencia mi parcialidad respecto de la temática elegida por José Vicente.

Por si esto fuera poco, también mi perfil social entra en juego en esta ocasión. La dramática situación humana, política y cultural que aún hoy en día sigue sufriendo el pueblo tibetano por la acción totalitaria del gobierno chino es motivo de denuncia internacional. Una contundente denuncia social tanto dentro como fuera de las fronteras chinas, que contrasta con la tibia y connivente actitud de la mayoría de los gobiernos que acaban priorizando los intereses económicos a los derechos humanos más elementales.

 

¿QUÉ VAMOS A ENCONTRAR?

Como aquél que en su día afamó la frase, José Vicente estará ahora mismo dudando de si empezaré alguna vez a hablar de “su libro”. Es momento de hablar de su fluida y rica narrativa, de su sostenido pulso literario, de la mística y de la humanidad que rebosa en cada uno de los párrafos de esta novela corta, de los sorprendentes giros que jalonan y desembocan la historia en un final inesperado. Cinco horas de un prometedor domingo a un ritmo de lectura sosegado serán suficientes para disfrutar esta novela en su integridad, y no pienso privar a nadie del goce de aventurarse en su primera página, con todo un mundo y una historia por descubrir, dando demasiados detalles sobre el argumento de esta historia.

Una historia que nos llevará al siglo XIII, y en la que podremos adentrarnos en monasterios budistas, sentir su mística, ser testigos de la lucha del pueblo tibetano por su libertad, por su identidad, y en definitiva vivir de la mano de José Vicente Alfaro un buen número de intensos giros y conflictos. Conflictos colectivos y también individuales, muy humanos todos ellos, con los que el lector o lectora disfrutará, sufrirá, y en definitiva empatizará irremediablemente.

 

ACCESO AL BOOKTRAILER DE LA EDITORIAL CÍRCULO ROJO

Descubre aquí el mundo de LA ESPERANZA DEL TIBET

 

Vaya finalmente mi más sincera enhorabuena al autor, mi igualmente sincera recomendación a todos y todas las que os acerquéis a esta reseña, y mi promesa de que su reconocida obra, EL LLANTO DE LA ISLA DE PASCUA, pasará también por mis manos más pronto que tarde.