LA ESTRELLA GALA: UN PROYECTO VIVO

29/11/2017 14:00

Hace ya casi tres años que comencé a dar forma a mi primera novela, que una idea prendió en mi cabeza. La chispa debió encontrar un entorno propicio, porque tres años son mucho tiempo, y visto todo lo que me ha sucedido en este período, perfectamente podía haberse ahogado en el olvido. Ayer mismo leía la opinión de un escritor en twitter que aseguraba que todo el mundo cree que puede escribir una novela. Más allá de la arrogancia implícita en la frase, creo que para escribir una novela hace falta un punto de osadía y de indiferencia al ridículo que no mucha gente posee, porque el riesgo de acabar escribiendo un truño y no ser consciente de ello es también alto.

Podría alegar que estos tres años de espera han sido el resultado de un proceso de maduración, de paciencia y detalle aplicados al proceso de escritura, pero de hacerlo estaría primero mintiendo, y traslando además la espectativa futura de una obra maestra, y mi indiferencia al ridículo no llega a alcanzar ese nivel. 

Consecuencia de la absorvente actividad laboral y militante en ELA, en un contexto de creciente hostilidad para la clase trabajadora, así como de circunstancias personales difíciles, mi dedicación a la creación literaria ha sido tan limitada como inconstante, todo lo contrario a una producción seria y organizada. Aún así sigo adelante, con paso lento pero decidido e inconforme. No tengo prisa, pues nada que yo no crea que merezca la pena verá la luz, es mi única garantía para un proyecto que sigue vivo.